BATALLÓN REQUETÉ DE QUINCOCES DE YUSO

Era el año de 1936, pero al menos hacia un año que llevaban  preparando la sublevación contra el régimen establecido de la república unas fuerzas fascistas que veían como se estaba fraguando una nueva sociedad en la que disminuía su poder,  que estaban formadas, amparadas y subvencionadas por las derechas capitalistas (los ricos) de la zona, en los militares (en este caso guardia civil incluida) que les sustentaban, frustrados por la pérdida de territorios coloniales y la  reciente  derrota en África  así como por una iglesia católica que veía perder su hegemonía y sus privilegios.

Y en esta locura inhumana de intransigencia  e imposición, utilizando a estos sectores, se diseña una guerra de los poderosos contra el pueblo llano, contra unos labradores que prácticamente en ningún caso tienen opción de defenderse de los enemigos de la democracia…  el Tercio de Santa Gadea.

Diario de operaciones del Tercio Santa Gadea)losa

El día 19 de julio de 1936 se suma al “movimiento nacional”, salvador de España el requeté de Quincoces de Yuso-Burgos dirigido por el valiente paladín del carlismo, el alférez, D. Valeriano Loma-Ossorio Riaño, que con 17 individuos a sus ordenes, se lanzó a la calle para rechazar las hordas marxistas de las posiciones de Peña Angulo, Peña Nueva y Vieja. El día 21 cuenta con 31 requeté y al fin de julio tenia a su disposición 46 requetés, los cuales no dejaron un solo día de prestar servicio en los sitios a los que su jefe les había encomendado. En el mes de agosto contaba con 78 requetés, los cuales sostuvieron varios tiroteos con el enemigo.

El día 4 se lanzaron sobre la ciudad de Orduña con un espíritu y una moral tan grande que llegaron desplegados en guerrilla en medio de una nube de balas lanzadas por las hordas marxistas , hasta la misma plaza , desmoralizando a la canalla roja y haciéndoles huir después de ocho horas de fuego de cañón y fusilería . Una vez efectuado su objetivo y acatando las ordenes del alto mando iniciaron la retirada con una seguridad y acierto algo asombroso, pues tanto en el avance como en la retirada no tuvieron una sola baja, lo que demuestra que no dejaron en ningún momento de acatar el plan a desarrollar que les habían ordenado sus jefes(1). Los días sucesivos del citado mes de agosto solamente hubo ligueros paqueos por ambos , en las posiciones tomadas por nosotros.

En el mes de septiembre contaba con 325, incorporándose 63 de Briviesca bajo el mando del alférez Manuel Pérez España, otros 50 requetés de Briviesca bajo el mando del alférez Albérto Alcocer y 46 requetés de Soncíllo bajo el mando de D. Pedro Varona y el resto de Quincoces ,los cuales tuvieron una intervención en Espinosa de los Monteros, en cuya jornada se les rechazó de las cumbres lindantes de Espinosa y causándoles muchas bajas vista, no pudiendo apreciar el numero exacto, no teniendo nosotros que lamentar ni una sola baja. El día 12 del citado mes se lanzó el sargento Cláudio Robredo destacado en la posición de Relloso, a la posición enemiga del pueblo de Santa Olaja a coger una bandera roja logrando su objetivo.

En la misma fecha el sargento de la posición de ¿haro? , Benigno Villaluenga bajo con 6 números al pueblo de Lejarzo -Alava- ocupado por los rojos y llegando a aproximarse a unos treinta metros de ellos y en cuanto apreciaron su presencia el citado sargento hizo fuego matando uno, tuvo tan mala suerte que se le rompió el ¿punzón? del fusil y cogió otro de los que le acompañaban logrando derribar a un segundo y desmoralizados huyeron y aprovechando aquel momento se internaron en el pueblo logrando subir a su destacamento las tres familias de derechas que había y cincuenta cabezas de ganado , al hacer la retirada tuvieron por parte de los rojos un tiroteo muy intenso(2) . El día seis de septiembre ,se alistó a este requeté el boina roja Avelino Cantera, destinándolo de guardia a la posición de Peña Vieja, con tan mala suerte, que debido a la oscuridad de la noche con fecha 26 de septiembre, se cayó por la mencionada peña hallándosele cadáver.

En el mes de octubre contaba con 349 requetés incorporándose 21 requetè de Villarcayo, bajo el mando del alférez Enrique Ortega, habiéndose efectuado aisladamente al terreno enemigo varias incursiones. El día 4 se fue al pueblo de Ró en poder de los rojos el sargento Cláudio Robredo con 11 requetés a sus ordenes y subieron para la posición a 11 personas de derechas, 9 vacas ,17 yeguas y 90 cabezas de ganado lanar. Los del destacamento de ¿haro?, el dia 7 compuesto de su sargento benigno villaluenga y cinco boinas rojas, bajaron al pueblo de Angulo, y entraron en todas las casas de los rojos , llevándose, chorizos, lomos, jamones y un rebaño de ovejas. El dia 10 en la Peña de Angulo, hubo fuerte tiroteo de fusil enemigo, sin contestación de ninguna clase y como seguía el día 11 el tiroteo, se les contestó con fusilería y ametralladora haciéndoles huir del pueblo de Angulo, a la desbandada y causándoles algunas bajas.

(FUENTE: ARCHIVO GENERAL MILITAR DE AVILA)

 

Del Libro del Dr. Javier Nagore Yárnoz  ¡Los requetés alaveses en la guerra de España!

Constituido en enero de 1937, con dos Compañías de Requeté alavés, que estaban en el Sector de Orduña, y con voluntarios de Burgos, pasó a depender de esa capital, y, en agosto de 1937, ocupó el Valle de Mena y el Puerto de los Tornos. Pasó luego a Santander e intervino en la Campaña de Aragón y de Catalunya -Huesca y Lerida-  y terminada esta fase paso al Centro, hasta el final de la Guerra.

Su origen alavés, en el limite de Álava y Burgos, así como su organizador – el médico de Quincoces de Yuso D. Valeriano de Loma-Ossorio- y sus primeras operaciones en la sierra Salvada, Orduña, Valdegovía y Valle de Ayala, tanto como algunos de sus mandos, procedentes también del Requeté alavés – Pedro Varona, Claudio Robredo y Enrique Ortega, dan a la Unidad un cierto carácter alavés. Sin embargo, no cabe historiarlo como tal, siquiera como una Compañía de alaveses autónoma dentro de este Tercio, toda vez que ya en enero de 1937 se organizó el denominado 4º Batallón de Milicias de Burgos, luego llamada TERCIO DE SANTA GADEA, con cuatro Compañías de fusiles. En la 2ª Cia. al mando del Teniente Arturo García Solís estaban encuadrados los requetés alaveses. El Tercio que tuvo según José María Resa 68 muertos y 298 heridos de entre los 600 efectivos que lo compusieron, no puede considerarse como unidad del Requeté de Álava, sino de Burgos. En todo caso los primitivos alaveses de la 6ª Cia. del Requeté de Álava, convertida en 2ª Cía. del TERCIO, eran, en Julio de 1939, terminada la Guerra, dos Sargentos, dos cabos y 20 requetés. Todos fueron a Vitoria, desde Miranda de Ebro, donde se aposentó el Tercio, para el homenaje que el día 23 de julio del 39 rindió a los requetés de Álava la Diputación Foral alavesa.

 

 

Deja un comentario