RICARDO GONZÁLEZ MARTÍNEZ

 

 
rICARDO gONZALEZ0Nació en la calle General Castaños de Portugalete el día 11 de junio de 1912. Era el quinto de seis hermanos, cuatro mujeres y dos hombres, todos vivieron hasta una edad avanzada. Hijo de Manuel, carpintero autónomo, y de Paula, ama de casa.

Con muy corta edad se trasladaron a vivir a la calle Chavarri, 1 (Sestao), donde en los bajos tenía su padre la carpintería.

Con compañeros de clase, es el más bajito de la última fila.
rICARDO gONZALEZ

Empezó sus estudios en la escuela de Rebonza (Sestao), lo que hoy es el Asilo de Rebonza, y los concluyó en la Escuela de Comercio (Bilbao), donde realizó los estudios de Perito Mercantil.

Al terminar la carrera se presentó a un puesto que ofertaba Altos Hornos de Vizcaya, consiguió dicho puesto mas nunca llegó a ocuparlo pues se lo dieron al primo de un cura de la Iglesia del Carmen, la cual estaba en terrenos de Altos Hornos. Sufrió tal decepción que se quedo trabajando en la carpintería de su padre.

Se libro de la “mili” por la vista, pero fue voluntario al frente de la Guerra Civil Española. Militaba en la C.N.T, fue Gudari del Batallón Durruti 51-5º de Vizcaya, del Ejército Republicano.

rICARDO gONZALEZ1
En el Hospital de Amorebieta.

El día 12 de abril de 1937 en el frente de guerra de Dima-Ochandiano (Vizcaya), fue herido por bala en el antebrazo derecho, produciéndole fractura y deformación del radio. Fue trasladado al Hospital de Amorebieta, donde en principio le quisieron amputar parte del brazo. En dicho Hospital trabajaba de enfermera Paulina Batiz, de Sestao y con amistad con Ricardo, ella consiguió que en vez de amputar se lo “reparasen”, aunque bastante chapuceramente. Al salir del Hospital se dirigió a Valencia, que era aún republicana.

De aquella época contó alguna anécdota, una de ellas que cuando cayó herido estaban repartiendo los bocadillos del almuerzo, él lo repartió pues pensó que ya no le haría falta. Otra era que cuando entraban en Vizcaya los Nacionales, militares del P.N.V. se pasaban al otro bando, por lo que tenían que estar mirando para adelante por los que entraban, y para atrás a los que salían. Contaba que les llamaban el “pasa-pasa”.

Al acabar la guerra como estaba convaleciente no lo encarcelaron pero tenía que pasar todos los días por el Cuartel de la Guardia Civil. El día de Navidad al ir al cuartel como todos los días, un guardia le preguntó que a que iba, él le contesto que como iba todos los días a lo que contestó el otro que no hacía falta que fuese más que ya sabían donde vivía. Volvió a trabajar con su padre en la carpintería de éste. Un día acudieron a la carpintería un falangista y un empleado del ayuntamiento para decirle que tenían que hablar con él, esto le asusto un poco, le indicaron que querían que hiciera una carroza para el día de celebrar la victoria, y que tuviera que llevarla él, pero le prometieron que no se le vería, y así fue.

Se casó con Piedad, pero no duró mucho este matrimonio pues Piedad falleció. No tuvieron hijos.

Cuando el padre de Ricardo murió éste dejó la carpintería, para trabajar por cuenta ajena en distintas carpinterías, tenía unas manos, aunque la derecha deformada, maravillosas hacía unos muebles y unos tallados preciosos.
rICARDO gONZALEZ2

El día de su boda con Andrea

El 5 de enero de 1946 se casó con Andrea Santander Bengochea, no me he equivocado con Bengochea pues algún familiar se “comió” la e. Tuvieron tres hijos una mujer, la primera lo que fue para él una gran alegría su ilusión era una mujer, y dos hombres todos vivos.

Fue un buen trabajador, para sacar a su familia adelante después de su trabajo fuera de casa lo volvía a hacer en casa. Digo que fue un buen trabajador, pero sobre todo un buen marido y un buenísimo padre y abuelo.

En 1955 cambiaron de domicilio fueron a vivir a la  alameda José Antonio Nº33 (Sestao), ahora Las Llanas. La casa la hicieron en horas libres y festivos los ocho hombres de las ocho familias que iban a vivir en ella, había de todos los gremios. A la casa se la conoce por la casa de los ocho. Ahora ya no vive casi ninguna familia de las primitivas.
rICARDO gONZALEZ3
Ricardo, el de gafas, trabajando en General Eléctrica Española

En 1957 entró a trabajar en General Eléctrica Española, para ello tuvo que falsificar en cinco años su edad porque tenía 45 años y no se admitían mayores de 40. En 1969 saliendo de trabajar le dio un infarto de miocardio, gracias a que estaba el médico de empresa y le reanimó mas sino no hubiera vivido, eso dijeron a la familia. Como dice el refrán “no hay mal que por bien no venga”, porque era un gran fumador y así lo dejó.

Volvió a trabajar hasta su jubilación, después se dedicó a sacar a pasear a sus nietos, a hacer los recados y ayudar a su mujer en las tareas de casa.

En 1977 le concedieron los derechos como mutilado de guerra del bando republicano en el grado más alto, por lo que cobraba bastante más que de jubilación. Entonces empezaron a disfrutar de la vida, viajaron por casi toda España y dos veces al año iban al balneario Blancafor (Barcelona), pues su mujer padecía de artrosis y le venía muy bien. Pocas veces pensaba en él, estaba muy pendiente de ella.
rICARDO gONZALEZ4

En noviembre de 1998 sufrió un infarto cerebral, lo que dejó su cuerpo paralizado mas su cabeza tan despierta como siempre. El día 1 de enero de 1999 su mujer enfermó tenía mucha fiebre, y se cree que el susto le provocó otro infarto, ésta vez quedó en coma. Estaba ingresado en el Hospital de Cruces, y lo estaba muy inquieto su hija le agarró de la mano y le dijo que si le oía le apretase la mano lo cual hizo, entonces le explicó que lo de ama no era nada de cuidado sino una gripe, le apretó la mano con mucha fuerza y quedó relajado. Falleció a las 23,45 del 3 de enero de 1999,
de la mano de su hija, ella cerró sus ojos. Su funeral e incineración fue el 5 de enero, el día que se cumplía el 53 aniversario de su boda.

Fue una gran perdida para familiares y amigos, en especial para hijos y nietos.

RICARDO GOZÁLEZ MARTÍNEZ

1912-1999

ANARQUISTA.

HOMBRE NOBLE Y BUENO

BUEN TRABAJADOR Y COMPAÑERO

FABULOSO ESPOSO, Y MARAVILLOSO PADRE Y ABUELO

Deja un comentario