GERMÁN ALDAMA ORTIZ DE ZARATE

EGITEN ARI GARA…

A los obispos de Madrid

MONSEÑOR Blazquez, me recuerdan ustedes los obispos, a los que había en la época del franquismo.

Durante la Guerra Civil, los batallones nacionalistas vascos que salimos a defender las libertades, lIevábamos un cura. Yo fuí voluntario en el batallón de San Andres y allí contábamos con un cura que nos daba misa. Misa a la que nadie nos obligaba a ir, y dado el caso, también daba la extremaunción a los que caían en el frente. Jamás podré decir nada malo de éstos curas.

Cuando fuimos hechos prisioneros por los italianos en Santoña, nos mandaron a todos al campo de concentración de San Juan, en el cual habia dos curas, que se dedicaban a dar misa y a insultar a todos los que allí estábamos presos.
Tuvimos que escuchar todo tipo de insultos y otros que sin serlo, para ellos era insultar: hijos de la Pasionaria, rojos, separatistas, vosotros habeis quemado Gernika …

Yo rojo no soy, pero sí separatista. Yo viví en Sestao, en la Campa del Carmen.
Allí me casé y bauticé a mis hijos que más tarde hicieron también en EI Carmen la primera comunión. Allí teniamos una iglesia preciosa y estaba allí tambien el padre German Aldama. En aquellos años, cuando el pueblo pasaba hambre, este sencillo cura dejaba de comer para dar a los más necesitados del pueblo. En Euskadi siempre hemos tenido unos curas formidables que se han dedicado a la fe del pueblo.

Sin embargo, desde otros puntos del Estado parece que hay obispos que quieren hacer carrera politica diciéndonos quienes son los buenos y quienes los malos, aI mas puro estilo franquista. A la Conferencia Episcopal Ie pediría tomase ejemplo de Don Germán Aldama, que diesen más misas y ayuden a la gente que necesita realmente de su ayuda y que dejen la política para los
políticos. Se lo dice un católico.

Jose Moreno

Portugalete

Deja un comentario