Archivos de la categoría Omenaldiak

Omenaldi guztiak kategoria honetan egon beharko dira

LOS FUGADOS DEL FUERTE DE EZKABA 1938

SESTAO

Marxoak 30, osteguna – Jueves 30 de MarzoSestaoko Udal Liburutegiko Areto Nagusian – Salón de la Biblioteca Municipal. Ordua: 19:00etan – 7 de la tarde.

 Fermin Ezkietak idatziriko Los fugados del fuerte Ezkaba/San Cristobal. Mayo 1938 liburuaren lehenengo aurkezpena. Gai horretaz gehien dakiten ikertzaileen artean dugu Fermin. Liburuan, ihesaldiaren berri ez ezik, ihes egin zutenen berri ere ematen du. Ihesaren eragileen artean, aipatzekoak dira Juan Alzuzaz Urkijo sestaoarra eta Ezkerraldeko anarkista ugari. Sigue leyendo LOS FUGADOS DEL FUERTE DE EZKABA 1938

HOMENAJE A VICTIMAS DEL FASCISMO: JENARO, VICTOR MANUEL Y JUAN MANUEL

El jueves 19 de enero de este nuevo año, a las 19:00 h, en el Salón de Actos de la Escuela Municipal de Música de Sestao, celebraremos un merecido homenaje a las últimas víctimas de nuestro pueblo en la lucha contra el fascismo:

Jenaro Sánchez, electrocutado en la torreta de alta tensión de Kueto mientras colocaba una bandera roja en la noche del 27 de abril de 1970. Tenía 24 años.

Víctor Manuel Pérez Elexpe, asesinado a tiros por la espalda por el guardia civil Narciso San Juan mientras echaba hojas de propaganda de apoyo a la huelga de Potasas de Navarra el 20 de enero de 1975. Tenía 23 años. Aunque era vecino de Repélega estaba muy vinculado a Sestao.

Juan Manuel Iglesias, fallecido por insuficiencia cardiaca mientras saltaba por la ventana de un portal de la calle Villar y Villate al patio interior del edificio huyendo de la policía que estaba cargando contra una manifestación Proamnistía el 9 de enero de 1977. Tenía 15 años.

En este acto contaremos con la colaboración de:
– Sestaoko Txalaparta Eskola.
– Arriskugarri Dantza Taldea.
– Sestao Kantari.
– Barbis Taldea.
– Coro de Adultos y Gazte de la Escuela Municipal de Música de Sestao.
– Folketan.

Además de interpretación de poemas y la presencia de familiares, amigos y autoridades.

Os animamos a acudir al acto y participar en lo que deseamos sea un cálido recuerdo para todos.
Ikusi arte!

Otxandio se querella en busca de los responsables del bombardeo

naizOtxandio recuerda a los muertos en el bombardeo del 22 de julio de 1936 y busca a los responsables de una masacre imborrable en el municipio. El mismo viernes en que se cumplían 80 años de los hechos, el Ayuntamiento decidió sumarse a la querella argentina contra los crimenes del franquismo. En el homenaje de hoy, Urduña comunicará, asimismo, que ha retirado los honores concedidos en su día a Ángel Salas, uno de los responsables de los hechos.

2016-07-22, Otxandio. Frankismoa gaitzesteko plenoa eta biktimak omentzeko elkarretaratzea  22-07-2016, Otxandio. Pleno de condena y concentración a las víctimas del franquismo.  Agurra dantzatzen bonbardaketa bizi izan zuteneri.

El pasado viernes, el mismo día en el que se cumplían 80 años del bombardeo que acabó con la vida de 60 civiles –muchos de ellos niños y niñas que en lugar de huir se cercaron a los aviones porque llevaban banderas republicanas y pensaban que iban a lanzar octavillas– el Ayuntamiento de Otxandio celebró un pleno en la misma plaza Andikona, que fue pasto de las bombas el día grande de las fiestas de la localidad. En esa sesión en la calle, la Corporación, cinco ediles de EH Bildu y tres del PNV, decidió sumarse a la querella argentina contra los crímenes del franquismo para depurar responsabilidades en los hechos.

Diversas asociaciones y vecinos participan en los actos de recuperación de la memoria histórica que rememoran lo sucedido no solo en el considerado por algunos historiadores como «el primer bombardeo contra población civil en toda Europa», sino lo ocurrido en Otxandio hasta su caída en manos de los franquistas en abril de 1937, porque allí se localizó «uno de los frentes vascos de guerra más largos y trágicos, con miles de muertos en la zona».

A mediodía de hoy la plaza de Otxandio será escenario de un homenaje popular, en el que participarán testigos y personas que trabajan en la recuperación de la memoria histórica. Asistirá también la alcaldesa de Urduña, Idoia Aginako, para comunicar en persona que el Consistorio que preside ha decidido retirar las distinciones que durante la dictadura se concedieron, entre otros, a Ángel Salas Larrazabal, «militar franquista responsable del bombardeo de Otxandio».

«Enaltecimiento» en Iruñea

Mientras, en Iruñea, la Coordinadora Navarra de Pueblos por la Memoria y el Autobús de la Memoria denunciaron que el pasado 19 de julio volvió a celebrarse una misa de homenaje en la cripta del Monumento a los Caídos, «donde aún se encuentran los restos de los genocidas Mola y Sanjurjo».

Denunciaron que este es un asunto de «obscena exaltación del franquismo y del terror de la represión» y «un agravio para los familiares y las propias víctimas del levantamiento golpista» y señalaron la responsabilidad del arzobispo.

Marcha histórica para narrar la batalla que libró Donostia

Cuando se cumplen 80 años del alzamiento fascista, Sortu organizó ayer en Donostia una marcha histórica por lugares que fueron escenario de ataques en julio de 1936 y repasar, de la mano de un historiador, cómo la ciudadanía defendió «con las armas en la mano y en condiciones muy difíciles» su territorio. Tal y como recordaron, fue la capital guipuzcoana la única capital vasca en la que el pueblo hizo frente al fascismo. «Lo venció, contra todo pronóstico», en un batalla que se libró del 19 al 28 de julio del 36.

Lucharon muchos donostiarras, que contaron con refuerzos llegados desde toda Gipuzkoa, así como desde Bilbo, Asturias o Galicia. Los militares sublevados se rindieron oficialmente en el puente que da acceso a los cuarteles del barrio de Loiola.

GARA

Gerediaga rememora los pasajes del bombardeo de Durango

garaKoldo Landaluze. DONOSTIA. BIDEOA…

Gerediaga Elkartea ha estrenado un vídeo documental dedicado a los trágicos episodios del bombardeo que asoló Durango el 31 de marzo de 1937. Este proyecto complementa al que fue elaborado con motivo del 75º aniversario, que recogía el testimonio de los supervivientes.

0329_DurangoCon motivo del fatídico 31 de marzo de 1937, Gerediaga ha llevado a cabo una nueva apuesta que tiene entre sus objetivos mantener viva en la retina del recuerdo las imágenes grabadas del bombardeo que tuvo lugar en Durango ese día y en fechas posteriores. La asociación ha elaborado un vídeo que está siendo difundido a través de la página www.durangon.com.

Este vídeo tiene una duración de siete minutos y han sido elaboradas dos versiones: una en euskara subtitulada en castellano y la segunda, en inglés. El vídeo, con imágenes de archivo y actuales, se proyectará en el Cine Zugaza, en el Arriola de Elorrio y en la Casa de Cultura de Berriz antes de la película que se proyecta semanalmente. Por otro lado, los gaztetxes Sorgiñola y Sapuetxe también están colaborando en la difusión de este proyecto audiovisual. Por ejemplo, el gaztetxe Sorgiñola lo proyectará el 8 de abril seguido de una charla, que tendrá lugar a partir de las 18.00 horas. El vídeo, producido por Bideografik, se podrá ver además en diferentes redes sociales y en la web de Gerediaga. También con el objetivo de seguir el rastro del bombardeo en Durango, la asociación ha organizado visitas guiadas. Se trata de un recorrido a pie de aproximadamente una hora y media para visitar los lugares donde aún perduran las huellas del ataque aéreo.

Este vídeo complementa a la perfección el proyecto audiovisual que se llevó a cabo con motivo del 75º aniversario del bombardeo de Durango. El fotógrafo Pablo Garitaonandia fue el encargado de desarrollar este documental que supuso una actualización del trabajo que Jesus María Arruabarrena realizara en 1989 –inédito hasta esa fecha– y que tenía como objetivo dar voz y testimonio a los supervivientes. Hasta aquel año 89 fueron muy pocas las voces que se atrevían a hablar de este drama. Según el propio Garitaonaindia, el motivo se debía a que «los perdedores, optaron por el silencio por miedo a las represalias y los vencedores, por vergüenza. optaron por no querer hablar sobre esta tragedia».

Vitoria y Tarragona presentarán querellas por los crímenes de Franco

PublicoLas dos ciudades aprueban este viernes iniciativas que les obliga a interponer sendas querellas para que se investiguen los crímenes de la dictadura en sus localidades. La capital vasca hace especial hincapié en la matanza del 3 de marzo de 1976, mientras que la ciudad catalana pone el énfasis en la muerte del joven Juan Grabriel Rodrigo Knafo.fraga

Manuel Fraga, ministro del Interior en el Ejecutivo de Carlos Arias Navarro, acompañado de Rodolfo Martín Villa, titular de Relaciones Sindicales, durante su visita a la residencia sanitaria San José de Vitoria. Fue el 6 de marzo de 1976, tres días después del desalojo de la iglesia de San Francisco de Asís y la muerte de cinco obreros.

ALEJANDRO TORRÚS

MADRID.- El 3 de marzo de 1976 la Policía Armada de la dictadura franquista atacó brutalmente a una asamblea de obreros que se encontraban reunidos en el interior de la Iglesia de San Francisco de Asís. La carga policial provocó cinco muertos. Nadie ha asumido responsabilidades por aquellos crímenes de Estado. Apenas dos días después, el 5 de marzo, trabajadores de Tarragona organizaron una manifestación de apoyo. La Policía volvió a cargar duramente y un joven de 19 años, Juan Grabriel Rodrigo Knafo, murió tras caer desde la azotea de un edificio cuando era perseguido por dos policías. Jamás se investigó si el joven cayó sólo, como dice la versión oficial, o fue empujado por los policías. De hecho, la familia nunca pudo ver el cadáver y continúa sin poder acceder al informe médico forense.  Leer más…

Gerra Zibileko hainbat gudariren hezurdurak ateratzen hasi dira Etxebarrin

berriaBLarunbata, 2016ko martxoak 5.

Joan den urtarrilean aurkitu zituzten Etxebarriako (Bizkaia) Zelaietaburuko gainean ordezko hortz-haginak, eta geroztik han ari dira lanean Aranzadiko kideak. Gaur omenaldi txikia egin nahi izan diete bertan hobiratutako gudariei, eta han izan dira Jaurlaritzako eledun Joseu Erkoreka, Biktima eta Giza Eskubideen zuzendari Monika Hernando, EH Bilduko parlamentari Julen Arzuaga eta Sortuko buru Arnaldo Otegi.

MARKINAN“Justizia egongo bada, egia eta memoria berreskuratu behar ditugu”, nabarmendu du Erkorekak. “Hemen duela 80 urte gertatutakoa argitu dugu, hainbat urtez memoria baztertu eta egia ofiziala inposatu ostean”.

EH Bilduko legebiltzarkide Julen Arzuagak, bestalde, nabarmendu du pertsonak ez ezik “bizipenak eta militantzia eta konpromiso politikoa ulertzeko modu bat” ere atera dutela hobitik, eta ohartarazi du ezin dela hori guztia iraganean utzi: “Hemen aurkitu duguna gure etorkizunaren oinarria izan dadin nahi dugu”.

Zelaietaburun San Migel alderako lepoa errepublikanoek erabili zutela dio Ahaztuen Oroimena 1936 elkarteak, eta “faxistek okupatu zutenean”, Etxebarria aldeko lepoa erabili zutela lubakiak egin eta postu gisara. Hainbat lekukotasun ditu elkarteak, historia osatu eta lotzeko.

‘Jose Azpillaga’ izena daraman plaka bat topatu dute Azpeitian

Etxebarrian, berriz, ordezko hortz-hagin batzuk agertu dira, eta bi tokietan gorpu bila ari da Aranzadi.PLAKA

1936ko gerrakoak diren gurutze bat eta plaka bat topatu dituzte Azpeitian (Gipuzkoa), Lasaoko Uresaundi baserriaren ondoan. Plakak Jose Azpillaga izena dauka. Inguruetan gorpua egon daitekeela pentsatuta bilaketa lanetan aritu dira Aranzadi elkartekoak. Izan ere, Jabi Buces Aranzadiko historialariaren arabera, Azpeitiako fusilatuekin osatuta daukaten zerrendan ez da ageri inor izen horrekin, baina, beste herriren batekoa izan daitekeela pentsatu dute.

Azpeitian bakarrik ez, Etxebarriako (Bizkaia) Zelaietaburuko gainean ordezko hortz-haginak agertu dira, eta han ere bilaketak egiten hasi dira Aranzadikoak. “Borrokalari antifrankisten kokapenetako bat” berreskuratzen ari ziren han. Izan ere 1936ko “gerra erremu zabala” dago han, Ahaztuen Oroimena 1936 elkarteak jakitera eman duenez. Haiek garbitu eta txukuntzeko lanetan ari dira gertatutakoa ikertu eta gerra lekuak berreskuratzeko asmotan. Horretan ari zirela topatu zituzten ordezko hortz-haginak.

Zelaietaburun San Migel alderako lepoa errepublikarrek erabili zutela dio elkarteak, eta “faxistek akupatu zutenean”, Etxebarria aldeko lepoa erabili zutela lubakiak egin eta postu gisara. Hainbat lekukotza ditu Ahaztuen Oroimena 1936 elkarteak, historia osatu eta lotzeko.

3 de marzo, tras 40 años.

garaIñaki Egaña, Historiador

Han pasado cuatro décadas desde la masacre de Gasteiz, de aquellas luchas obreras que nos convulsionaron.3marzoa El PTV (Pueblo Trabajador Vasco) que la izquierda abertzale puso en la vanguardia de la revolución, adquirió visibilidad en las movilizaciones. Su organización, su compromiso fue también la del enemigo de clase al que, 40 años después, me dispongo a recordar.

Uno. La organización obrera surgió de la solidaridad con los trabajadores de Forjas Alavesas y otras empresas que negociaban su convenio. Una huelga general paralizaba Gasteiz y varios miles de trabajadores se dieron cita en la parroquia del barrio de Zaramaga. La Policía Armada, siguiendo instrucciones superiores, realizó una acción de guerra en tiempo de paz. Lanzó gases lacrimógenos y botes de humo en el interior de la iglesia y cuando los obreros despavoridos intentaron ganar el exterior, fueron abatidos como conejos.3marzo

Dos. El balance en Gasteiz fue de cinco muertos y más de un centenar de heridos. Los fallecidos: Romualdo Barroso (19 años), Pedro María Martínez Ocio, Francisco Aznar (17 años), José Castillo y Bienvenido Pereda. El 8 de marzo en Basauri y en una manifestación de protesta por los sucesos de Gasteiz, la policía mataba a Vicente Antón Ferrero, de 18 años. El día 5, en Tarragona y en una manifestación tras la masacre de la capital alavesa moría, tras caer o ser arrojado de un tejado cuando le perseguía la policía, el obrero Juan Gabriel Rodrigo Knafo, de 19 años. El 14 de marzo, en una protesta por las muertes de Gasteiz frente a la Embajada española de Roma, la policía italiana disparó fuego real contra los congregados matando a un viandante, Mario Marotta e hiriendo gravemente a otros dos.3marzob

Tres. La respuesta del Estado español fue de reafirmarse en la actuación de sus policías. Para el gobernador civil de Araba, Rafael Landín, la «represión de la policía ha sido en algunos momentos insuficiente» lo que corroboraba la nota oficial del Gobierno de Arias Navarro: «La actuación de las fuerzas del orden ha estado encaminada a proteger el ejercicio de las libertades individuales». Como en el golpe de Estado de 1981 con los números de la Guardia Civil, ningún agente policial, a fin de cuentas los que dispararon y mataron obreros, fue imputado.

Cuatro. En línea con el apartado anterior de impunidad, los únicos detenidos fueron aquellos que la Policía señaló como dirigentes obreros, que ingresaron en la prisión de Carabanchel: Imanol Olaberria, Jesús Fernández Navas, Juanjo Sebastián y Emilio Alonso. Otros en Langraitz. Las víctimas fueron encarceladas y los verdugos, compañías acantonadas en Miranda, Valladolid y Gasteiz, felicitados por haber matado obreros.

3marzocCinco. La amenaza y el interés por amedrentar a los obreros y a los sectores populares no fue una bravuconada, sino que el Estado la cumplió a rajatabla. En los dos meses siguientes, los agentes policiales y similares mataron a dos carlistas en Jurramendi, a Felipe Delgado en un control en Zestoa, a Alberto Soliño, en el festival de la canción vasca en Eibar, mientras una bomba abandonada por el Ejército hispano en Urbasa mataba a cinco vecinos de Etxarri Aranatz. Amenazaron con seguir matando y lo hicieron. Funcionarios del Estado.

Seis. Los responsables de la masacre tenían nombres y apellidos. El director de Seguridad del Gobierno español era Víctor Castro Sanmartín, presidente de la Hermandad de la División Azul (españoles con Hitler en la URSS), protagonista de las negociaciones con EEUU para las bases militares en España. En 1976, tras los sucesos, fue destinado al CESID (servicios secretos). Su adjunto era José Antonio Zarzalejos Altares que recibió como trofeo el Gobierno Civil de Bizkaia, de donde dimitió tras la legalización de la ikurriña. Zarzalejos Altares, sin embargo, fue nombrado fiscal general del Tribunal Supremo ya en la época del PSOE. Fue complaciente con los GAL, haciendo honor a su currículo. Sus hijos también fueron y son sonoramente montaraces. Uno, José Antonio, director de “El Correo”, “ABC” y hoy en “El Confidencial”. El otro, Javier, secretario general de Presidencia en el Gobierno de Aznar y hoy presidente de la Fundación ultra, FAES.

Siete. Con el poder mediático controlado y los obreros tachados de delincuentes, terroristas y vándalos, el Estado ató la tercera pata, la judicial. El TOP (Tribunal de Orden Público, antecedente de la Audiencia Nacional) se desinhibió de los sucesos en favor de un tribunal militar, cuyo instructor fue el teniente coronel Cipriano Pérez Trincado, voluntario requeté en 1936, relator de su particular «cruzada». Trató a las víctimas como entonces, enemigos. Los hechos fueron sobreseídos. Matar obreros era gratis.

Ocho. Los responsables políticos de la masacre son recordados, en esa construcción vergonzosa del relato, como pro-hombres de la España moderna. Arias Navarro era el presidente del Gobierno. El Carnicero de Málaga le habían apodado, responsable de la ejecución de 4.500 republicanos. Hoy tiene nombre de parques, calles, su familia mantiene un marquesado y grandeza de España. Su sucesor, el que ocultó la masacre, se llamaba Adolfo Suárez, que se jactaba de no haber leído jamás un libro, ha sido elevado recientemente a los altares. Ambos, Arias y Suárez, habían sido nombrados por el Borbón restaurado que tomó el nombre de Juan Carlos I.3marzod

Nueve. Qué decir de Fraga, ministro de Interior entonces: «No se van a tolerar planteamientos utópicos». «No fue una actuación excesiva, se estaba jugando mucho». Martín Villa, el ministro de Relaciones Sindicales (los sindicatos estaban ilegalizados) llegó a suceder a Fraga, y se metió luego empresario, de la marca España: Sogecable, Endesa, Prisa y hoy consejero del Sareb, el banco de los morosos. Desde 1964 con chófer oficial.

Diez. Jesús Quintana, el capitán que dirigió la masacre, señaló en la causa abierta que los obreros muertos estaban bien muertos, porque la Policía actuó en «defensa propia». No hubo, sin embargo, policía herido por arma de fuego, ni siquiera por arma blanca. Quintana, a quien Interpol pidió la detención y extradición, vive en Granada y, como jubilado da extensos paseos, paradoja, por el parque García Lorca, cerca de su domicilio.

Once. Los empresarios alaveses, que presionaron para que los salarios fueran congelados, para que el escarmiento a los obreros rebeldes fuera de los que hacen época y marcaran a toda una generación, no aparecen en las crónicas históricas. Ellos, que se negaron rotundamente a la negociación, aparecieron entonces como paladines del acuerdo. Nombraron a un mediador vallisoletano que llevaba en Gasteiz varios años como juez de instrucción, Juan Bautista Pardo García. Pardo sería, ya en 1989, el primer presidente del Tribunal Superior de Justicia del País Vasco.

Doce. En esta construcción de un relato oficial, de una desvergüenza supina, como esas excusas utilizadas para evitar el título honorífico a Lluís Llach, la apología del crimen ha sido excluida. Y, nuevamente, las víctimas han sido relevadas de su categoría. La justicia española y sus aparatos hacen caso omiso a Interpol. Y la policía autonómica fue capaz de disolver la manifestación de aniversario del 3 de marzo de 2006, hacer tres detenidos e imputarlos por «atentado». Por cierto, los ertzainas robaron a los manifestantes la ikurriña que abría la protesta. La Ertzaintza envió las imputaciones «por enaltecimiento del terrorismo» a la Audiencia Nacional, que las rechazó. Sería un juzgado ordinario de Gasteiz el encargado del caso y tres años después absolvió a los imputados. El responsable de aquel desaguisado, el consejero Javier Balza, tuvo un recorrido similar al de Martín Villa, pero a lo «euskal style»: Caja Vital, Uría Menéndez Abogados, Iberdrola… Pago por servicios prestados.

Han pasado 40 años de la masacre del 3 de marzo. Cuatro décadas. En esa construcción del relato, la víctimas siguen sin recuperar su lugar. Los verdugos, en cambio, engreídos, vanidosos, refugiados en su eterna impunidad.